Ocho claves para aprender a ahorrar

Dos de cada tres españoles reconocen que no son capaces de ahorrar, lo que podría llevarlos a no poder mantener su calidad de vida cuando se jubilen.

Hay casos en los que los bajos salarios impiden la generación de ahorro, pero en otros muchos la combinación de una falta de hábito y de una correcta planificación financiera hace que los ciudadanos no consigan ahorrar. Para ello, esta lista con ocho consejos:

1. Diseñar un presupuesto de ingresos y gastos. La parte de los ingresos suele ser fácil de calcular y también los gastos fijos (hipoteca o alquiler, teléfono, luz, agua, etc.). Donde hay que hilar más fino es en los gastos variables, especialmente los de ocio. No es necesario cuadrar al euro mensualmente el presupuesto, pero si un mes hay una gran desviación, hay que averiguar de dónde viene y ponerle coto.

2. No ahorrar solo lo que sobra. Algo muy extendido es destinar al ahorro el dinero que sobra tras realizar los gastos mensuales. Con esa mentalidad, difícilmente se logra dicho objetivo. Es conveniente crear un ahorro sistemático, aunque sea una pequeña cantidad, como 50 o 100 euros, y considerarlo como un gasto más que tenemos cada mes.

3. Evitar endeudarse más allá de sus posibilidades. Cuando se solicita un préstamo o una hipoteca, se debe calcular muy bien si se podrá afrontar las cuotas con tranquilidad. Si no se está seguro, es mejor asesorarse en el banco y evitar cargar con un endeudamiento excesivo.

4. Educación en finanzas. Muchas personas dicen no tener la suficiente cultura financiera para elaborar un presupuesto o controlar lo que se gasta. En estos casos, es conveniente solicitar los consejos de un familiar o amigo que tenga más sabiduría financiera para que marque unas pautas básicas, incluso se puede recurrir a un asesoramiento profesional.

5. Comparar precios ‘online’. Especialmente en los gastos importantes, como electrodomésticos, ordenadores, vacaciones, etcétera, y también en los servicios financieros y de seguros. Dedicar un poco de tiempo en internet para ver diversas opciones de precios de lo que comprar puede ayudar a ahorrar importantes cantidades a lo largo del año.

6. Evitar compras impulsivas. En muchas ocasiones, se realizan desembolsos impulsivos en caprichos no necesarios, y luego llega la fase de arrepentimiento. Se deben evitar este tipo de compras.

7. Controlar los gastos de la tarjeta. Ya sea de débito o de crédito, muchas veces se utilizan con menor control que el dinero en efectivo y a final de mes llega el susto. Hay que controlar, por lo menos semanalmente, los gastos de la tarjeta, ya sea por internet o en los extractos de los cajeros automáticos.

8. Ahorrar los ingresos extra o inesperados. Cuando se reciba un ingreso inesperado, no pensar inmediatamente en gastar el dinero o, por lo menos, no todo. Se debe intentar ahorrar, al menos, el 50% de cada ingreso extra que se tenga.

¿Te pareció interesante?
¡Compártelo!