Seguros de hogar: qué debes tener en cuenta al firmar un contrato

La vivienda constituye el bien principal para la mayoría de las familias en España. Por esta razón, es fundamental asegurar la casa contra posibles imprevistos que, en ocasiones, implican un gran desembolso de dinero, bien por los daños producidos en la propia vivienda, o bien por los daños que puedan provocarse a terceros. Asegurar la casa no es obligatorio por ley, pero los expertos recomiendan contratar un seguro multirriesgo hogar, ya que no sólo aportará tranquilidad frente a cualquier imprevisto cotidiano (rotura de tuberías, cristales o una subida de tensión), sino que a largo plazo también supone un importante ahorro para la economía familiar.

  • Información exacta de la vivienda: es la base de un buen seguro. Tener perfectamente recogidos todos los datos de la vivienda es fundamental para establecer los capitales asegurados, es decir, el importe suficiente para cubrir los daños en caso de que se produzca un siniestro.
  • Amplitud de coberturas: las circunstancias que pueden concurrir son muy diversas e impredecibles, por lo que la opción más recomendable es solicitar a la aseguradora una oferta de todas las modalidades con sus respectivos precios. De este modo, se puede poner en valor el incremento de cobertura frente al importe que conlleva ese mejor aseguramiento, y elegir la opción más adecuada para nuestro hogar y nuestra economía.
  • Fuera límites y franquicias: es importante buscar un seguro que no limite las coberturas importantes, y en el que el cliente no tenga que participar en el pago del siniestro a modo de copago.
  • Servicios adicionales de interés: actualmente la mayoría de entidades han sofisticado sus coberturas y ofrecen servicios extra muy útiles y convenientes para las necesidades de los clientes. Por ejemplo, trabajos cotidianos del hogar que no implican necesariamente un siniestro, como la colocación de muebles pesados que requieran taladros, etc.
  • Compromiso de calidad en caso de siniestro: este es el momento de la verdad en una compañía de seguros, cuando el cliente puede valorar si se cumple su expectativa de ser atendido en tiempo y forma. Es recomendable valorar aquellos productos que incluyen un compromiso de calidad en la atención de siniestros.
¿Te pareció interesante?
¡Compártelo!